Un Sant Jordi más ordenado, fue un éxito este año

Cada 23 de abril se celebra el día mundial de libro, celebración que en Cataluña también se une a la celebración de Sant Jordi, lo cual se ha convertido en una fiesta en donde regalar libros y flores es lo tradicional, cosa que ha pasado a formar parte de la cultura de los catalanes.

Este año, a diferencia del pasado, la fiesta ha decidido celebrarse, pero con restricciones y cumpliendo las medadas de bioseguridad que se recomiendan para evitar contagiaos de covid-19, es así como este 23 de abril se ha celebrado una festividad que sirvió de ejemplo para los próximos eventos e los que se espera se puedan vivir en Cataluña con menos restricciones.

Más restricciones para más seguridad

Este Sant Jordi fue sin lugar a dudas una prueba de que las personas, si se ordenan, pueden aun con pandemia, poder llevar una vida normal, para que se puedan realizar ciertos eventos, pero no hay que olvidar que aunque en Cataluña se va rumbo al desconfinamiento y cada vez hay menos restricciones, las medidas de seguridad se deben seguir cumpliendo, y evitar las aglomeraciones.

Porque era necesario tomar acciones en este Sant Jordi y pasar la prueba de las festividades culturales, que evidencien el buen comportamiento de la ciudadanía, así como cuando se tienen más elementos de seguridad en casa para hacerla más segura, de esta manera la protección es más efectiva, así lo confirman los cerrajeros Barcelona profesionales.

Es muy importante para los gobernantes y organizadores poder garantizar la seguridad de todos en Cataluña, así como buscamos tenerla en casa, en donde haces lo posible para que no tengas imprevistos, como robos, por ello la ayuda de los cerrajeros profesionales, es esencial.

Un Sant Jordi sin turistas

Este 2021 la celebración de Sant Jordi estuvo marcada por las restricciones en cuanto a la movilidad, como los cierres comarcales, de manera que esta celebración no contó este año con turistas nacionales ni internacionales.

Y es que esta no fue precisamente una celebración de asas, como e previa que seria, dándole la oportunidad de disfrutar de esta actividad cultural a los propios, quienes con mucha ilusión han asistido a los sitios ubicados en diferentes lugares para poder disfrutar de una fiesta que exalta una de las tradiciones más importantes para los catalanes hoy.

A pesar de la situación que se vive, de que no será una fiesta de masas, tanto el sector de los libros, como el de las rosas, han dicho que las expectativas con las ventas se han superado, y es que definitivamente Sant Jordi es una fiesta que todos adoran, y que son los catalanes que la hacen única, y que asisten a comprar flores, libros y a las firmas de autores.

Más de un millón de libros vendido

Verdaderamente que los resultados preliminares del sector son alentadores, y es que se ve que los catalanes adoran comprar y regalar libros, y todo lo que eso envuelve, poder hacer filas para que sus autores preferidos puedan firmar libros, es una festividad que definitivamente supo cómo hacerle frente al covid-19, y que demuestra que se está listo para mas festividades de este tipo.

error: Content is protected !!