Niños valientes y respetuosos, enseñarles desde pequeños

Es normal y muy común que tengamos miedos, estos se alimentan de aquello que es desconocido, pero los niños son un punto muy vulnerable por su poca experiencia. Muchos padres les dicen a sus hijos que no deben tener miedo y esto puede llegar a ser cierto, aunque muchas veces el miedo puede proteger y hasta hacer reaccionar.

Reaccionar de manera positiva, porque enseña a tomar decisiones por la experiencia que vayan acumulando, si no es fácil para los adultos menos lo es para los más pequeños de la familia. El miedo también puede causar soledad, aislamiento, por ello es fundamental que aprenda a desenvolverse de manera adecuada.

La cuestión es como padres o cuidadores enseñarles a los más pequeños de las diferentes experiencias que se tengan. Esto es significativo, el apoyo familiar es un papel clave en su desarrollo social y emocional. La interacción con otros niños también les resultará beneficioso, así aprenden a entender cómo se pueden apoyar.

La influencia del entorno en las decisiones infantiles

La preparación que se recibe desde casa a mostrar lo que se siente y cómo, va a depender como son estas mismas reacciones por parte de padres y amigos, de lo que se permita y se vea como aceptable. La influencia del entorno de los niños condiciona cada una de sus respuestas.

Si los padres suelen ser violentos o personas razonables, es lo que los niños van a imitar a modo de reflejo, el ejemplo de los padres y maestros es de gran envergadura para los chiquillos, muy buen pudieran los padres decir “no digan mentiras” pero si el niño ve que su padre no cumple con lo que le exige al final es el patrón que va a imitar.

Las formas de llegar a los niños dependerán en gran manera de la relación estrecha que tengan, si los padres suelen ser personas abordables y que les permiten a sus hijos expresarse, esto crear lazos que serán difíciles de romper, que de manera constante mantendrán presentes cuando tomen sus decisiones propias y personales.

Respetuosos a pesar de las circunstancias

Los niños deben aprender que se puede lograr más cuando se es respetuoso de toda autoridad, siempre y cuando su integridad física y emocional no se vea violentada por otras personas, por muy allegado que sea. Enseñarles a cómo defenderse les da seguridad.

La seguridad es vital para que se desarrollen de forma equilibrada, en ese mismo orden de idea, su equilibrio va estar sujeto al entorno, y es que la escuela, la familia, las actividades fueras del hogar dejarán una impresión positiva si eso es lo que observan de sus padres, la manera en que se desenvuelvan en el núcleo donde comparten como individuos.

Informarnos de quienes son los que están alrededor de nuestros hijos, les dará a ellos y a nosotros la confianza de que están en un ambiente idóneo. Es como cuando contratamos a un cerrajero Sarria, queremos que su discreción en los bienes que poseemos no sea del dominio público y eso nos exponga a inseguridades.  Pasa con el entorno de nuestros pequeños.

error: Content is protected !!